La producción agrícola de la finca Primero de Julio del municipio habanero Cerro apenas alcanza para llenar la pequeña tarima de venta a la población. Es, como diría Jesús Ortega, administrador del lugar, “una representación que no va a resolver el problema de alimentación del país”. Lo que sí resuelve hasta ahora la cosecha de 16 quintales semanales de hortalizas frescas es el abasto a dos hospitales y tres hogares para ancianos de la localidad. Desde que se fundó en 1991, el organopónico garantiza este consumo social y trata de hacerlo de manera rentable. Por tal razón, desde hace ocho meses, en la finca está instalado un novedoso reactor piloto de dióxido de titanio, que se utiliza para la descontaminación de aguas con elevada carga de materia orgánica.

El equipo funciona con tecnología de oxidación avanzada, que se basa mayormente en la generación de radicales hidroxilos mediante el aporte de energía para la eliminación de contaminantes a través de la radiación de luz ultravioleta. En los últimos años esta técnica se ha consolidado en el mundo como una alternativa eficiente en la destrucción de sustancias tóxicas, incluyendo las orgánicas, inorgánicas, metales o patógenos.

l reactor fotocatalítico de dióxido de titanio demanda muy poco mantenimiento.

El reactor fotocatalítico de dióxido de titanio demanda muy poco mantenimiento (Foto: Geisy Guia)

La Empresa Industrial de Riego (EIR), entidad cubana creada en 2015, es quien importa por primera vez el reactor. Según Santiago Burillo Panivino, gerente general de la empresa ICE INNOVA, recientemente otros diez equipos han sido comprados por Cuba. “La parte de Agricultura que tiene que ver con los organopónicos [se refiere a la EIR] hace como dos años nos planteó un reto: prácticamente todos los acuíferos de La Habana estaban contaminados y la contaminación era básicamente de origen orgánico. Entonces, empezamos a buscar tecnologías que pudieran ayudar, cuyos costos fuesen aceptables y que se pudiesen rentabilizar. Dimos con los reactores de dióxido de titanio que permiten, con un gasto mínimo, reutilizar ese tipo de agua; son equipos sencillos y fáciles de maniobrar”.

Artículo completo

 

Tratamiento de aguas para producir alimentos

Artículos relacionados:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*